Higiene y Belleza, Salud sin Tóxico

Agua de arroz fermentada para cara, cuerpo y cabello

El agua fermentada de arroz es agua de arroz que se ha puesto un poco ácida. Es rica en antioxidantes, minerales, vitamina E y contiene trazos de pitera, una sustancia producida durante el proceso de fermentación. Estos nutrientes en el agua de arroz ayudan a sanar las cicatrices y a reducir las arrugas, las líneas de expresión y la inflamación, dejando la piel con un brillo saludable.
Se puede utilizar el agua de arroz para la cara, el cuerpo y el cabello.
  • Lavarse la cara con agua de arroz ayuda a suavizar la piel y a mejorar el cutis, ya que reafirma la piel y reduce el tamaño de los poros.
  • Lavar el cabello con agua de arroz fermentada aporta algo más que brillo al cabello. Hace que el cabello sea suave, fuerte, manejable y saludable.

Ingredientes

  • Agua de lavar el arroz
  • Aceite de esencia

Preparación

  1. Agua de lavar el arroz desechando el agua del primer enjuague, ya que podría contener suciedad
  2. Dejar el agua a temperatura ambiente durante un día o hasta que se vuelva ligeramente ácida y comience a fermentar.
  3. Hervir el agua de arroz fermentada a fuego fuerte para detener el proceso de fermentación. Apagar el fuego y esperar a que el agua se enfríe antes de agregar dos o tres gotas de aceite  de esencia (árbol de té, lavanda, romero). Refrigerar  hasta su uso.
  4. 1 y 1 1/ 2 tazas de agua de arroz fermentado para 10-12 tazas de agua caliente. Ajustar la proporción a sus necesidades individuales.
  5. Agitar el recipiente de agua de arroz refrigerado antes de verter su contenido.
  6. Utilizar una jarra para contener el agua de arroz diluida.
  7. Para el pelo: Masajear suavemente el cuero cabelludo y añadir el agua de arroz sobre el cabello en una palangana o en el lavabo. Enjuagar el cabello con agua un poco más fría hasta que el cabello se sienta limpio.

Champú con bicarbonato:

La mezcla base es de 1 cucharada sopera de bicarbonato con una taza (240 ml) de agua tibia.Pero si el pelo es más bien graso, es posible que se necesite utilizar hasta 2 cucharadas; si en cambio se tiene muy seco, se puede probar con algo menos de una cucharada. Agitar bien la mezcla.
Humedecer el pelo y echar la mezcla sobre la cabeza y repartirla sobre el cuero cabelludo, sobretodo donde tiende a ensuciarse más (parte superior, coronilla, alrededor del nacimiento y las orejas y en la zona de la nuca) y masajear  con suavidad (no frotar con excesiva intensidad).
Aclarar bien el pelo con agua. (Nota: es muy posible que en este momento sientas el pelo áspero, sobretodo al principio, es normal)
Este proceso alcaliniza el cuero cabelludo y el pelo, no es su estado natural. Por ello es necesario el siguiente paso, el del vinagre para quilibrar el pH de cabello y cuero cabelludo, dejándolo suave, brillante y manejable.

Acondicionador con vinagre de sidra de manzana:

Mezclar entre 1 cucharada sopera y un 1/4 de taza (60 ml) de vinagre de sidra de manzana con una taza (240 ml) de agua tibia. Cuanto más seco el pelo, mayor proporción de vinagre hay que usar. Ajustar las cantidades hasta dar con la mezcla adecuada.
Echar esta mezcla sobre el pelo. Pasar un   peine o los dedos y seguidamente enjuaga bien.
El olor a vinagre se disipará una vez el pelo seco, se puede añadir unas gotas de aceite esencial a esta mezcla para que sea más agradable y el pelo mantenga un aroma preferido (naranja dulce, ...).
Dejar secar al aire. Si el pelo es seco o rizado, se puede usar dos o tres gotas de aceite de jojoba, argán o coco, bien extendidas entre las palmas de las manos y repartirlo en largos y puntas.

Mascarilla de yogur: Cara y Pelo

  • 1 yogur
  • 1 clara de huevo 
Tenemos que mezclar en un recipiente el contenido del yogurt con una clara de huevo y removerlo bien hasta que quede una textura suave.b
Aplicación: cara y pelo

Pelo

A la hora de aplicarla puede hacerse de dos maneras: la primera opción es extender la mezcla por todo el pelo, desde la raíz hasta las puntas; también podemos ponerla solo en las puntas. Una vez que la hayamos extendido, ponerse un gorro de plástico y dejar  reposar al menos media hora.  Pasado este tiempo hay que quitarse la mascarilla, enjuagándola con agua abundante y después lavándonos el pelo con nuestro champú habitual.
Esta mascarilla natural nos ayudará a recuperar la hidratación de nuestro pelo y le aportará las vitaminas necesarias para que vuelva a lucir brillante y sano.

Enjuagues bucales 

Enjuagues con aceite (“Oil Pulling”): Los enjuagues con aceite son una técnica antigua para desintoxicar y limpiar dientes y encías.
Se puede utilizar aceite de coco u otro aceite natural como el de semilla de uva, aceite de oliva o aceite de almendras.
Enjuagar la boca con un par de cucharaditas, durante 15 o 20 minutos cada mañana antes del desayuno. Escupir el aceite y no tragarlo.
Enjuagar con agua tibia y cepillar bien.


Enjuagues con limón: Extraer el jugo de 1/2 limón y mezclarlo conmedio vaso de agua. Realizar enjuagues bucales con esta preparación, ya que el limón no sólo tiene un efecto antiséptico contra los gérmenes que producen la gingivitis sino que también fortalece las encías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario